Tarta de Queso y Limón

Tarta de Queso y Limón

¡Hola cocinillas dulceros del mundo mundial! Bienvenidos, un día mas, a mi cocina.

Hoy tenemos dulce, sí, sí, tenemos tarta. Tenemos pastel, fresco, rico y FACILÍSIMO.

Ingredientes de los que tenemos todos en casa, y a poco que os pongáis y un poco de cariño y maña, os sale un tarta súper resultona para una merienda con amigos o para un colofón de una comida. Además, no es nada pesada, ni cargante, ni empalagosa. Todo son ventajas. Y además, ¡¡SIN HORNO!! ¿Qué más podéis pedir? Pues me imagino que os ponga la receta ya de ya, ¿no? Pues no perdamos más tiempo que aquí el tiempo es oro.

 

Ingredientes

Ingredientes para un molde rectangular tipo plum cake (yo usé mi molde favorito de Lekué, desmontable y con plato de cerámica de 24 cm):

  • 300 gr. de queso Mascarpone
  • 500 ml. de nata montada con 35% MG
  • 80 gr. de azúcar panela (también puede ser blanquilla)
  • 1 sobre de gelatina de limón (85 gr.)
  • 375 ml. de agua
  • Para la base: sobaos. Yo usé unos de 0% azúcar que no me di cuenta y había comprado por error, pero estaban ricos en la tarta.
  • 5 cucharadas de mermelada de moras casera de mi amiga Patricia (riquísima)
Preparación
  1. Ponemos en un bol, el agua caliente, no hirviendo e incorporamos el sobre de gelatina de limón. Removemos bien,  hasta que esté bien disuelta. Dejamos que mientras hacemos la preparación, se enfríe un poco.
  2. En el bol de nuestra batidora ponemos el queso mascarpone, la nata para montar y el azúcar Panela, y batimos con las varillas hasta que nos quede una mezcla cremosa y suave.
  3. Una vez la gelatina de limón esté templada, la vertemos sobre la mezcla de queso y nata y batimos muy bien. Ya tenemos el relleno.
  4. A continuación, vamos a preparar el molde. Engrasamos el molde que vayamos a usar, en mi caso, el desmontable de Lekué, y ponemos en la base los sobaos cubriendo todo el fondo.
  5. Vertemos la mezcla del relleno, y le damos unos golpecitos sobre la encimera para evitar burbujas de aire.
  6. Metemos en la nevera, por lo menos, 4 horas o mejor, de un día para otro.
  7. A la hora de servir, lo desmoldamos, y decoramos con la mermelada de moras.
Etiquetas:
Sin comentarios

Publica un comentario