Cheesecake de Baileys sin horno

Cheesecake de Baileys sin horno

¡Hola cocinillas! 👩🏽‍🍳 Tengo que reconoceros que tengo debilidad por las tartas de queso, en todas y cada una de sus maravillosas versiones. 

Ya sea la clásica New York «style», o la de la Viña, todas tienen un no se qué, qué se yo, que me entusiasman. Fuera aparte mi fijación por el queso, que es bien sabida, y el hecho de que sea un ratón, en modo Inma, tampoco ayuda a esta fijación por las tartas de queso, pero la que os traigo hoy la vi en el blog de María Lunarillos y me cautivó, enamoró y encandiló, desde el minuto 1…

¿Qué deciros de su sabor? Pues que es realmente espectacular y maravilloso. Si te gusta el Baileys, el chocolate, las galletas oreos y las tartas ricas, ésta es tu tarta, sin duda ninguna. 

Ingredientes

Para un molde de 18 cm, alto y desmontable:

Base de galletas Oreo:

  • 330 gr de galletas Oreo
  • 50 gr de mantequilla sin sal

Relleno:

  • 455 gr. de queso crema (no light)
  • 65 gr de azúcar
  • 15 gr de cacao en polvo puro
  • 60 ml de Baileys
  • 135 gr de chocolate con leche

Ganache de Baileys y chocolate blanco:

  • 120 gr de chocolate blanco
  • 50 ml de Baileys
  • 30 gr. de nata para montar (mínimo 35% m.g.)


Nata montada de Baileys:

  • 80 gr de nata para montar (mínimo 35% m.g.)
  • 20 ml de Baileys
  • 10 gr de cacao en polvo puro
  • 15 gr de azúcar glas

PREPARACIÓN

30 minutos

REPOSO

Mínimo 4 h o toda la noche

RACIONES

8-10

Preparación

Base de Oreos:

  1. Trituramos las galletas y derretimos la mantequilla en el microondas a intervalos de 30 segundos.
  2. Mezclamos las dos cosas, y cubrimos el fondo y las paredes del molde de 18 cm, intentando que nos quede lo más parejo posible. Como podéis ver, en mi caso, sólo llega hasta la mitad del molde, porque no es un tarta muy grande.
  3. Llevamos a la nevera para que se endurezca.

Relleno de Baileys y queso:

  1. Ponemos el queso con el azúcar y el cacao en polvo en un bol, y batimos con KitchenAid o varillas eléctricas, hasta que nos quede una mezcla homogénea y no notemos granillo.
  2. Agregamos el Baileys, así como el chocolate con leche derretido y mezclamos.
  3. Vertemos el relleno sobre la base de Oreos, aplanando con una espátula pastelera, alisamos la superficie y metemos en la nevera. Mínimo 4 horas y mejor de un día para otro.

Cobertura de ganache de Baileys:

  1. Ponemos el chocolate blanco en un bol y la derretimos al baño María, sobre un cazo con agua caliente, sin que esta toque el bol.
  2. Ponemos en otro bol el licor con la nata y calentamos en el microondas casi hasta ebullición.
  3. Vertemos sobre el chocolate blanco y removemos con varillas para que se mezcle bien; cogerá algo de cuerpo.
  4. Vertemos la cobertura sobre la tarta sacada de la nevera. Debemos de ir moviendo el bol, para que se distribuya por toda la superficie de la tarta.
  5. Llevamos a la nevera de nuevo, para que se solidifique. Sed cuidadosos porque la ganache estará muy líquida y no queremos que se desnivele.
  6. Cuando la cobertura veamos que ha solidificado, mínimo 1 hora o mejor, 2, sacamos la tarta y desmoldamos. Colocamos en el plato para servir y mantenemos en la nevera, mientras hacemos la nata de Baileys.

Nata montada de Baileys:

  1. Ponemos en un bol (muy frío) la nata (muy fría), el Baileys, el cacao en polvo y el azúcar glas, y montamos con varillas, hasta que endurezca y tenga consistencia de nata montada.
  2. Trasladamos la nata a una manga pastelera con una boquilla rizada y vamos a adornar el borde de la tarta y el centro con la nata.
  3. Mantendremos en todo momento la tarta en la nevera hasta el momento de consumirla.

Una maravilla. XXX. Inmiki López.

Notas

Receta del blog María Lunarillos, que os dejo aquí.

Etiquetas:
Sin comentarios

Publica un comentario